Macrófitos

Los macrófitos o algas visibles cubren buena parte de los fondos marinos iluminados y están formados por numerosas células, sin embargo, aún actúan de forma individualizada sin tener relación unas con otras. En un alga todas las células realizan la fotosíntesis y absorben los nutrientes necesarios directamente del agua y no de la tierra, adoptando así una disposición celular específica llamada talo. Los talofitas son precisamente los organismos que adoptan esa disposición celular, además de las algas lo son también los hongos y los líquenes.

Esa es la diferencia fundamental que tienen las algas con las plantas propiamente dichas: la carencia de tejidos y órganos como raíces u hojas. Para fijarse al sustrato las algas generan unas protuberancias o zarcillos que tan sólo desempeñan la función de sujeción y por tanto no son raíces, pues no absorben nutrientes.

El pigmento fotosintético que impregna los cloroplastos de las células es el factor que clasifica las algas. Así las algas se clasifican básicamente en función de su coloración.


Clorofíceas

Son algas de color verde que cuentan con clorofila A, la misma que la mayoría de las plantas terrestres. Este pigmento requiere por lo general un grado de iluminación alto para poder realizar la fotosíntesis, por lo que las especies que presento en el siguiente vídeo se desarrollan preferentemente a escasa profundidad, donde la iluminación es mayor. Muchas de ellas incluso aguantan en seco durante la bajamar.







Feofíceas

Suelen tener mayor tamaño, algunas alcanzan los 50 cm. Su pigmento es pardo y se llama ficoxantina, que requiere ya menos iluminación para realizar la fotosíntesis, esto hace que las algas pardas puedan desarrollarse a mayores profundidades que las algas verdes, aunque son pocas las que lo consiguen por debajo de los 20 m.




Rodofíceas

Son algas rojas, las más abundantes del mar, cuyo pigmento es la eritrina. Dentro de este grupo son muy importantes las algas calcáreas, capaces de fijar el calcio disuelto en el agua para formar costras de cal sobre sustratos rocosos, creando una formación llamada coralinógeno.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada