El valle de Bolintxu



El Bolintxu es un valle de gran riqueza ecológica perteneciente al muncipio de Bilbao, en su zona SE, por él discurre el arroyo de mismo nombre, de apenas 5 km de longitud, que nace en la vertiente N de los montes de Pagasarri y desemboca en el río Nervión a la altura del barrio bilbaíno de La Peña.
La cuenca hidrográfica abarca aproximadamente 4 km²

A finales del siglo XIX se construyeron dos presas en el cauce medio del río, donde el agua almacenada en ellas se conducía a un depósito excavado en roca y cerrado con sillería en el año 1894, y que ha permanecido operativo hasta finales del siglo XX. En 1923 se instaló la depuradora de aguas, la primera en Bilbao, una maravilla de la Ingeniería pionera en España por el uso de la ozonización del agua para su desinfección. Esta depuradora está hoy abandonada y ha sido desaviljada por los chatarreros, llevándose auténticas reliquias.

Las presas del Bolintxu se convirtieron enseguida en una importante área de recreo y ocio a donde mucha gente acudía por su proximidad con la gran ciudad.
En los años 60 y 70 se instaló a pies del Pastorekorta, un monte cercano, una cantera cuya actividad pronto provocó un enturbiamiento de las aguas hasta entonces cristalinas, en el lecho del río se fueron formando depósitos de calizas y la fauna fluvial fue desapareciendo como consecuencia de ello. Las truchas, cangrejos, loinas etc ya no contaban con grandes charcas comunicadas entre ellas y poco a poco se extingueron.








En 1968 se crea cerca del valle la depuradora del Consorcio de Aguas de Bilbao, empresa que construye un tubo en pleno centro del valle para transportar las aguas de captación del Zadorra, un río alavés. Esta tubería atraviesa por el centro del valle, se hizo necesario la construcción de un viaducto de casi 20 m. de altura para atravesar el arroyo.


Desde entonces las aguas del Bolintxu han dejado de ser explotadas por Bilbao.



En 1983 los embalses ya estaban bastante colmatados y sus aguas presentaban una gran turbidez, las inundaciones que sufrió el País Vasco aquel año hicieron que las laderas se erosionaran de tal forma que el río prácticamente desapareció entre los escombros, quedando reducido a un hilo de agua que en algunos tramos hoy día desaparece en verano. La zona dejó entonces de tener interés recreativo y quedó abandonada. Sin embargo con el tiempo se ha desarrollado un importante bosque de ribera, de alisos básicamente, y robles.



En 1989 el Ayuntamiento se vio obligado a construir una tubería de PVC subterránea para captar de de nuevo las aguas y hacer frente a la sequía que padeció el País Vasco en ese año, ello hizo que el caudal del río disminuyera considerablemente. También se hizo necesaria la rotura de la mayor de las presas para disminuir el nivel freático. La construcción de esta tubería y su captación costaron 105 millones de pesetas y al final estuvieron operativos entre los meses de septiembre a diciembre de aquel año, extrayendo un total de 470.000 m3. Al final toda la infraestructura se abandonó. de hecho, algunos tramos de la tubería han quedado hoy al descubierto.







Hoy día se ha descubierto la gran riqueza ecológica que alberga el valle, no por su ya maltrecho cauce fluvial, sino por las comundades vegetales (robledales, alisedas etc) y animales (ardillas, corzos, jabalies...) que alberga. Se piensa en dotar al Bolintxu de un plan de protección especial, aunque por otra parte sobre él está proyectada la construcción de un viaducto de 40 m de alto y 160 m de largo por el que discurrirá la Variante Sur Metropolitana.
Las fuertes lluvias caídas en invierno de 2009 volvieron a cubrir de escombros buena parte del cauce alto del río, cambiando drásticamente un paisaje que, pese a haber sufrido ya en 1983 un desastre semejante, la vegetación había cubierto restaurándolo por completo.

El Bolintxu en abril de 2002.

El Bolintxu en octubre de 2009.


Panorama esférico desde el Erdiko Atxa, una cima secundaria del Pagasarri que domina buena parte del valle de Bolintxu:


.

1 comentario:

Aitor silvariño dijo...

Me ha encantado la entrada,sobre todo los dos videos.De verdad hay mirlos acuaticos en el rio Bolintxu?

Búsqueda personalizada