Costa oriental de Asturias


La costa Este del Principado de Asturias se caracteriza por su singular sucesión de abruptos acantilados y playas de arena fina en forma de media luna, además de una serie de rías que dan al litoral un perfil caprichoso, de gran belleza, que incluso ha servido de plató de cine en numerosas películas españolas.


Mapa y vídeo

En el siguiente mapa se muestran los núcleos de población importantes, las playas y accidentes geográficos más reseñables de la franja costra asturiana comprendida entre las localidades de Ribadesella y Llanes, casi todas las localizaciónes pertenecen administrativamente al Concejo de Llanes.


Todas estas localizaciones se pueden ver en el siguiente vídeo, en el que aparecen de forma ordenada siguiendo la dirección de la costa en sentido oeste - este:



Las playas

A continuación exponemos una breve descripción de cada una de las playas que nos muestra el vídeo:

Guadamía


Llamada también Aguamía, es el arenal que se ha formado en la desembocadura del río homónimo, creando así una ría de unos 80 m de largo aunque muy estrecha, que marca el límite municipal entre Llanes y Ribadesella. Se puede acceder a ella desde las localidades de Llames de Pría y/o Cuerres.
El arenal se cubre por completo durante la pleamar.

Villanueva


Una minúscula cala accesible desde el barrio de Villanueva que desaparece en la pleamar, llamada también La Canal por el estrecho canal rocoso que ha creado el arroyo en pleno acantilado rocoso, my protegido del oleaje marítimo.

Cuevas del Mar


Un arenal ya mayor al que se accede desde el barrio de Nueva, de nuevo formado en la desembocadura de un pequeño arroyo entre acantilados, que presentan unas formaciones rocosas singulares, llenas de cavernas, túneles y restos arrecifales, ideales para explorar.
Una senda costera comunica Cuevas del Mar con la siguiente playa: San Antonio. Este itinerario es muy apropiado y recomendable para admirar los imponentes precipicios y atalayas naturales que presenta el litoral asturiano en esta zona. En la distancia, y si el cielo está despejado, se pueden otear las islas, penínsulas y cabos lejanos que comentaremos más adelante, además del importante Cabo de Peñas, y las cumbres más elevadas de los Picos de Europa: el Naranjo de Bulnes y Torrecerredo, cimas rocosas que permanecen nevadas casi todo el año, y cuyas cotas superan los 2500 m de altitud.

San Antonio


El siguiente arenal está bastante más apartado de los núcleos urbanos, y para acceder a él es necesario recorrer una senda costera que parte del barrio de Picones. La playa de San Antonio debe su nombre a la ermita homónima situada en lo alto de una colina al oeste del arenal. Sus acantilados circundantes forman también perfiles caprichosos salpicados de pequeñas bahías y estrechas cuevas que se llenan de agua en la pleamar, creando así pequeñas corrientes que siempre atraen a numerosos peces.




La Huelga


El río San Cecilio desemboca en el mar a la altura de Villahormes, formando la playa de La Huelga, cuyas aguas están excepcionalmente oxigenadas gracias al cauce fluvial, que así mismo rebaja notablemente la temperatura del agua. Una senda marítima continúa desde este arenal hacia el este, por el que podemos admirar de nuevo el imponente paisaje costero de Asturias, con sus numerosas bahías e islas rocosas.

Gulpiyuri


Sin duda el arenal más singular de la costa asturiana, y al parecer único en el mundo. La peculiaridad de Gulpiyuri es que se trata de una playa interior, totalmente rodeada por tierra, pero en la que se manifiestan igualmente las mareas debido a que la playa está comunicada con el mar a través de un estrecho túnel de unos 80 m de longitud, que se puede recorrer con precaución durante las bajamares más vivas. Gulpiyuri está declarada como Monumento Natural, y es accesible desde el barrio de Naves.

San Antolín


También desde Naves se puede acceder a la playa de San Antolín, de gran tamaño, ubicada entre las puntas de La Dehesa y Pistaña. Un arenal que presenta a su vez gruesos cantos rodados acumulados por el río Bedón que desemboca aquí, responsable además de la baja temperatura del agua. La ladera del este de la playa se está desgranando por la erosión.

Torimbia y Toranda

Siguiendo hacia el Este, pasamos las puntas e islotes de Pistaña para alcanzar una espectacular playa en forma de luna llamada Torimbia, la más virgen de todas dado su acceso: es necesario dejar el vehículo en un alto cerca del pueblo de Niembro y descender una pista forestal para llegar al arenal, carente totalmente de edificaciones.
También en Niembro, y con un acceso mucho más asequible, se encuentra la playa de Toranda, de menor tamaño y más frecuentada. En bajamar se dscubren muchos escollos rocosos que ofrecen una excelente posibilidad para el buceo.


 Panorama esférico desde el alto de Cabo Prieto, con vistas a los arenales de Torimbia (O) y Toranda (E).

Barro y Los Sorraos

Ya en la localidad de Barro, distinguimos numerosas playas y calas pequeñas, muchas de ellas desaparecen en pleamar, intercaladas entre pequeñas puntas y grandes islotes que conforman así un conjunto paisajístico espectacular.


Otro panorama esférico de las playas de Barro (O) y Los Sorraos (E), junto a éste último se ubica el cámping homónimo.

Troenzo, Tayada y Borizo

Siguiendo hacia el E, encontramos otro cámping costero que da nombre a la siguiente cala: Troenzo, iniciando aquí una gran península el cuya vertiente OCC encontramos otra cala solo visible en bajamar: Tayada.


Esférica que engloba las calas de Troenzo (O) y Tayada (E).

Desde esta península el paisaje se presenta espectacular mirando hacia el E, ya en las inmediaciones de la localidad de Celorio, con vistas a grandes y serpenteantes islas como Arnielles, además de la playa de Borizo.


Playa de Borizo en bajamar.

Playas de Celorio

Celorio es ya un pueblo importante y preparado ya para un turismo más convencional, con numerosos hoteles y apartamentos, e incluso un modesto puerto. Su arenal más destacable es La Palombina, una doble playa que se divide en dos en pleamar, y la pequeña cala de Los Frailes, situada a los pies de un viejo convento.


La playa de Palombina y la cala de los Frailes en el barrio de Celorio.

Playa de Poo

La última playa destacable antes de llegar al núcleo urbano de Llanes es Poo, un arenal que se forma en la desembocadura del arroyo Vallina.



Ribadesella



Llanes

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada