Parque Natural del Gorbea


El Parque Natural del Gorbea es el espacio protegido más amplio del País Vasco, con sus más de 20000 Ha, repartidas entre los municipios de Villaro, Artea, Orozco, Ceánuri y Ceberio en Vizcaya, y Zigoitia, Zulla y Urcabustaiz en Álava.

Su punto más emblemático, y que además da nombre al parque, es el monte Gorbea, situado aproximadamente en el centro del área, justo en la frontera entre las provincias de Vizcaya y Álava, con sus 1482 m es la cima más alta de ambos territorios, y la segunda del País Vasco, solo superada por la sierra guipuzcoana de Aizkorri.

El parque natural fue declarado por el Gobierno Vasco el 21 de junio de 1994, con el fin de proteger su patrimonio natural e histórico, y favorecer el desarrollo rural de la zona. En su seno destaca además el Biotopo Protegido de Itxina, un área de 571 Ha donde encontramos un paisaje kárstico de gran complejidad y belleza.


Mapa y accesos

Guarda el mapa en tu PC para visualizarlo mejor.

El presente mapa refleja el Parque Natural del Gorbea en toda su extensión, donde he señalado en rojo tanto las rutas típicas de ascenso al monte Gorbea, como los puntos de partida para iniciar las ascensiones: Urigoiti y Sarriá.
Desde Urigoiti, barrio de montaña de Orozco, parte el ascenso típico desde la vertiente vizcaína, quizá la más interesante, pues obrece la ineludible posibilidad de atravesar el biotopo de Itxina y contemplar su paisaje particular. Y desde Sarriá se inicia el ascenso por la vertiente alavesa, más largo que el caso anterior, pero que ofrece la ventaja de ir ascendiendo siguiendo el curso del río Bayas, uno de los afluentes más importantes del río Zadorra, que a su vez, desemboca sus agua en el río Ebro.


Monte Gorbea


Este vídeo sigue el ascenso hasta la cima del Gorbea desde Urigoiti, pasando por el biotopo de Itxina hasta llegar a la campa de Arraba con sus casetas y refugios, punto de partida para la subida final, particularmente dura.

Click para agrandar

Como vemos en la ruta, también existe la posibilidad de iniciar el ascenso desde las cabañas de Pagomakurre, y llegar antes a la campa de Arraba, a costa eso si de no atravesar el macizo de Itxina.






La cruz del Gorbea


En 1899 el papa León XIII sugirió levantar cruces en las cimas más altas de cada región, y fue así como en 1901 el arquitecto Casto de Zabala construye una cruz de 33 m de cuatro patas por unas 50.000 pesetas. La gran cruz se colocó en la cima ese mismo año, pero tras una tempestad se vino abajo. Una segunda cruz fue instalada poco después, pero sufrió el mismo destino dadas sus grandes dimensiones. Ya en 1907 se instala la cruz definitiva, de 17 m de altura, con sus cuatro patas señalando los cuatro puntos cardinales, y en 1963 se coloca bajo ella una estatua de la Virgen de Begoña, protectora de Bilbao.


El biotopo de Itxina


El biotopo de Itxina es un área de especial protección ambiental incluida dentro del propio parque natural, su superficie es de unas 500 Ha, y su relevancia deriva de su particular relieve kárstico que las filtraciones de agua han ocasionado a la roca caliza durante millones de años, con formaciones importantes de cuevas y dolinas.
En el instante 1:30 del vídeo anterior aparece el ojo de Atxular, un tunel labrado en piedra por el que se puede acceder a este laberinto de rocas y peñas desde el barrio de Urigoiti o desde las cabañas de Pagomakurre, a partir de entonces el camino discurre no muy bien marcado, por lo que es conveniente orientarse bien para no perderse.

El macizo de Itxina culmina en el monte Lekanda, de 1302 m de altura


Flora y fauna

El parque alberga importantes bosques caducifolios, especialmente en su vertiente alavesa, en la zona de Altube. El árbol que mayor superficie ocupa es el haya (Fagus sylvatica) con cerca de 5500 Ha, pero también encontramos robledades de roble albar (Quercus robur) y roble pedunculado (Q. rubra). Los bosquejos de encina cantábrica (Q. ilex) y madroños (Arbutus unedo) revelan que hace siglos el clima fue mucho más templado. Los alisos, sauces, fresnos, y álamos forman los cada vez más escasos bosques de ribera dando cobijo a especies de gran interés. La coníferas, en su mayoría especies plantadas para la explotación forestal, ocupan gran parte de la superficie del parque, entre las especies más representativas de estas plantaciones se encuentran el pino insignis (Pinus radiata), el ciprés de Lawson y el pino negral (Pinus nigra).
Las talas excesivas que se produjeron a partir del siglo XVIII destinadas a los trabajos en la ferrerías, la construcción naval e incluso la elaboración de papel, llevaron a la Diputación Foral de Vizcaya a decretar que se repoblase las superficies taladas, dichas repoblaciones se realizaron con especies más comerciales.
Existe una nutrida representación de especies faunísticas: rapaces forestales (azor, gavilán, águila culebrera europea) y rupícolas (halcón peregrino, alimoche), mamíferos (gato montés, ciervo, turón, garduña, lirón gris o la marta). Las charcas y humedales albergan una buena representación de anfibios (tritón alpino y rana ágil). Entre las carroñeras, el buitre leonado (Gyps fulvus) tiene el parque como parte de su territorio pero no anida en él, proviene del cercano Parque Natural de Urkiola, de la Sierra Salvada y del Parque Natural de Valderejo.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada