Procordados

Los procordados son animales invertebrados carentes de cráneo, encéfalo y columna vertebral, aunque presentan una columna vertebral muy primitiva llamada notocorda en ciertas fases del ciclo vital.

En los procordados el sistema circulatorio es abierto (algunas especies carecen de corazón). Se alimentan mediante filtración a través de las hendiduras branquiales. La reproducción es variable: en los cefalocordados se realiza por sexos separados, mientras que los urocordados son hermafroditas. Algunas especies son bentónicas e incluso forman colonias , otras son pelágicas y se desplazan mediante propulsión a chorro.


Urocordados o tunicados

Llamados así por segregar una especie de túnica constituida por una sustancia llamada tunicina, suponen un subgrupo amplio de procordados que presentan la notocorda en la región caudal.
El cuerpo está dividido en tórax y abdomen. En el tórax se localiza la función respiratoria consistente en una cámara branquial o faringe, y el sistema digestivo, que nace en una boca que comunica con una faringe que cuenta con varias hendiduras branquiales.
Los tunicados son generalmente hermafroditas, aunque es corriente la reproducción asexual por gemación. La fecundación es habitualmente externa. Las larvas, que son nadadoras, están dotadas de cola y con notocorda. Algunas especies son vivíparas, los embriones se desarrollan en una cámara interna.

Ciona intestinalis es una ascidia blanca y translúcida que alcanza los 8 cm de longitud, es hermafrodita y ovípara pero no se autofecunda, por esa razón los individuos de una misma colonia expulsan células sexuales todos a la vez.









Botryllus schlosseri, son ascidias dispuestas en estrella y agrupadas en colonias, los grupos están compuestos de 3 a 16 zooides que comparten un sifón exhalante común.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada